Ese oscuro objeto del deseo

Claro, Apple hace un anuncio sobre el tamaño del iPhone y que todo está medido al milímetro para que cómodamente puedas manejarlo con tu pulgar oponible de primate (lo puedes ver aquí), y rápidamente haces la conexión diseño-pensado-caro, y ves hasta normal que te cueste un ojo de la cara tener el último modelo. «Bueno – pensarás,– es que es un objeto de diseño».

Pero no debe ser así. Todos los diseños de todas las cosas han sido ideados por alguien. Y algunos siguen igual que hace cien años porque en si, han alcanzado ya la máxima simplicidad y funcionalidad posibles. Y eso no debe ser un lujo. Ya comentaba Munari en su genial obra Cómo nacen los objetos, que «el lujo es pues la utilización impropia de materiales costosos sin mejorar sus funciones.», por tanto, es una estupidez querer tener un baño con grifos de oro cuando la función de éstos es la de proporcionar agua. En el preciso momento en que dejas patente que hay detrás un diseño, un pensamiento, parece que puedas pedir mucho más por ese objeto. Ojo, no digo que no haya que valorar ese trabajo previo que hay detrás, lo que veo mal es que se presuponga que es algo exclusivo cuando en realidad es algo que se debe considerar inherente a todos los objetos (el que hayan sido pensados).

Todas estas cuestiones se me vinieron a la mente durante el visionado del documental Objectified en la clase de «Teoría y Cultura del Diseño» (puedes verlo aquí). Si, entiendo que podía haber estado garabateando letras en el papel o mirando a escondidas el «whatsapp», pero ponme algo relacionado con diseño en una pantalla, y adiós mundo.

El buen diseño es invisible, no lo notas, y va desde esa estupenda silla en la que te sientas, hasta un banco de un parque o una buena experiencia de usabilidad en una web que te permite moverte por ella sin creer que estás en el infierno. Y de todo eso se habla en Objectified, que si bien se centra más en el Diseño Industrial, no hay que obviar que en el fondo está tratando sobre el diseño y el lugar que éste ocupa en nuestra realidad.

Y hasta aquí puedo escribir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s